Nuevos espacios de paz y reconciliación en Barrancabermeja y Tierralta

Estos espacios buscan otorgar herramientas para que las comunidades puedan resolver sus conflictos, adoptar  prácticas de cuidado y restauración y propiciar escenarios de reconciliación.

Barrancabermeja (Santander) y Tierralta (Córdoba) son los dos municipios a donde llegará la iniciativa en este 2017, permitiendo que los habitantes transformen positivamente sus imaginarios y generen mayor empatía para convivir de forma pacífica.

Este proyecto integra la metodología de las Escuelas del Perdón y la Reconciliación (ES.PE.RE.), creada por la Fundación para la Reconciliación y desarrollada en más de 19 países, además, reconocida por la Unesco como práctica creadora de paz. Adicional, esta versión integrará otras metodologías desarrolladas por la y la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) y la Fundación para la Reconciliación.

La iniciativa; liderada por la Fundación para la Reconciliación, Coca-Cola FEMSA y ARN; se centra en reconstruir el tejido social en las comunidades afectadas por el conflicto interno vivido en Colombia; en esta ocasión se llevará la iniciativa de Espacios de Paz y Reconciliación a dos municipios en donde se ha vivido la guerra de forma latente.

Serán 100 personas las beneficiadas con este proyecto en ambos municipios; adicional a los beneficiarios indirectos, que también disfrutarán de Espacios de Paz y Reconciliación a través de la mejora de una infraestructura física comunal contemplada al finalizar el proyecto.

Cómo se desarrollan estos Espacios de paz y reconciliación

El proyecto se desarrolla en tres fases:

  • la primera, se concentra en la superación de heridas personales causadas por conflictos a través del desarrollo de las Escuelas del Perdón y Reconciliación (ES.PE.RE.).
  • La segunda fase, desarrolla habilidades ciudadanas para la resolución de conflictos desde un enfoque restaurador.
  • La tercera fase, invita a la comunidad a concertar una obra física de beneficio comunitario y símbolo de reconciliación.

“Durante estos años de alianza, hemos demostrado el poder del trabajo intersectorial. Comunidades de 11 ciudades han visto fortalecidas sus capacidades para la reconciliación. Celebramos el impacto que ha tenido este proyecto en el cambio de narrativas, transformación de prácticas y resignificación de espacios. Sin duda, es un proceso que el país debe conocer y replicar, pues es muestra de que es posible restaurar y construir paz”, resalta Marisol Polo, coordinadora de la Fundación para la Reconciliación.

Desde 2012, la iniciativa ha llegado a 11 ciudades de Colombia como Ibagué, Montería, Santa Marta, Pereira, Villavicencio, Barrancabermeja, Yopal, Valledupar, Cali, Neiva y Pasto, logrando cerca de 891 participantes, de los cuales 630 han sido personas en proceso de reintegración, y beneficiando a más de 23 mil miembros de la comunidad.

Editorial
Premios
Video Destacado
Con el apoyo de: