Colombia: Una vitrina mundial, líder en perdón y reconciliación

El magno y masivo evento que se realizó en Santo Domingo, es un claro reflejo de los alcances y la fuerza que tiene la Red Internacional Espere, que en el marco del encuentro, celebró sus primeros 10 años.

El V Encuentro Internacional de las Escuelas de Perdón y Reconciliación se llevó a cabo del 12 al 15 de octubre en Santo Domingo, República Dominicana; contando con la participación de 266 personas de 19 de los 21 países que actualmente hacen parte de la Red Internacional Espere.

La Red está conformada por organizaciones aliadas de la Fundación para la Reconciliación que desarrollan e implementan la metodología de las Escuelas de Perdón y Reconciliación, Espere.

David Hernández, coordinador de alianzas de la Fundación para la Reconciliación y asistente al encuentro, señaló la importancia de resaltar el trabajo que desarrollan los 19 países, poniendo como ejemplo a Brasil y Argentina. “En Brasil las Espere tienen una incidencia en política pública que en Colombia no se tiene, pensando las Espere como un proceso obligatorio en la resolución de conflictos a nivel local. Y por su parte, Argentina hace un trabajo asombroso con personas que no creen en el perdón como las Madres de la Plaza de Mayo y las invitan a vivir un proceso de ‘perdón’ sin llamarlo ‘perdón’ propiamente” señaló Hernández.

“Otros casos a resaltar son: el trabajo que se desarrolla en Guatemala con indígenas víctimas del conflicto de los años 90; en México se trabaja con víctimas del narcotráfico y la empresa privada que se ha acercado y ha reconocido la importancia de aplicar estas metodologías” agregando que “la experiencia fue muy grata y sorprendente al ver la magnitud que tienen las Espere como un producto colombiano de exportación”.

El trabajo que se visibilizó es una metodología que se ha comprobado y exportado para construir perdón y reconciliación, siendo esta una clara señal de que Colombia es un laboratorio de reconciliación con esta metodología; la Fundación para la Reconciliación se ha convertido en un líder mundial en estos temas.

Este tipo de eventos nos permite entender qué está pasando en el mundo, ver cómo se está trabajando en otros países y dar un espacio para compartir saberes, entendiendo que los temas que trabajamos no solo son pertinentes en cierto contextos sino que son totalmente adaptables y necesarios en todos los ámbitos; dejando ver que sí es posible avanzar hacia un cambio.

Cada uno de los 266 asistentes al encuentro le han apostado a las escuelas de perdón y reconciliación como un proyecto de vida.

Paula Monroy, directora ejecutiva de la Fundación para la Reconciliación, resaltó varios de los momentos del encuentro que fueron claves para lograr satisfacer los objetivos planteados y alcanzar las meta de: formación, información, trasformación, resolución de dudas, trabajar el perdón hacia sí mismo y ampliar el concepto del don que supone el proceso de perdón.

“Muchas personas, al final del encuentro, nos quedamos con la frase: que se te note la Espere; haciendo alusión a que, en el momento de un impase o una dificultad, realmente cada uno logre resolver ese momento con justicia restaurativa, construcción de verdad, manejo de emociones, compasión hacia el otro y que el Encuentro sea la oportunidad para recordarnos que somos una misma familia con una misma misionalidad así estemos en lugares del mundo totalmente diferentes”, puntualizó Paula Monroy.

Hoy, la gran lección y la tarea es seguir fortaleciendo la red, centralizar la información que se está generando en cada país y crecer como equipo, reconociendo a cada uno de los voluntarios que trabajan por el perdón y la reconciliación alrededor del mundo en un intercambio de saberes que crece día a día.

 

Editorial
Premios
Video Destacado
Con el apoyo de: