ARN: 7 años transformando territorios

Los Espacios de Paz y Reconciliación son una oportunidad de encuentro y reconocimiento del otro con el acompañamiento y con el compromiso de múltiples actores en el territorio.

La alianza entre la Fundación para la Reconciliación y la Agencia para la Normalización y la Reincorporación, ARN, completa aproximadamente 8 años, ha sido un vinculo en el que se ha adelantado procesos territoriales dentro de los cuales se puede destacar tres grandes factores para el éxito:

  1. El primero es la responsabilidad, entender que a partir de ésta alianza que del estado representado por la Agencia; desde el sector privado, a través de Coca-Cola FEMSA y desde una organización de la sociedad civil como lo es la Fundación para la Reconciliación es posible emprender procesos de transformación desde los territorios.
  2. El segundo es el enfoque territorial, promoviendo procesos pensados y sensibles a cada uno de los contextos de reintegración y reincorporación. No todos los procesos son iguales; por ésto, al desarrollarse deben ser consecuentes y pertinentes para las particularidades que se atienden en cada uno de los territorios.
  3. El tercer elemento de éxito está en centrarse en las comunidades para apoyar sus capacidades, empoderarlas; para que así logren liderar los procesos de transformación en sus sociedades.

 

Existen tres grandes retos que enfrentan las regiones en la generación de espacios de dialogo para la transformación social: el primero es la confianza, la capacidad que necesitamos tener en el territorio de reconocernos en el otro; Colombia ha pasado por un conflicto de más de 50 años donde las brechas y las fracturas en la confianza no son entre los mismos miembros de la comunidad sino de las comunidades y el estado, entre las comunidades y el sector privado, entre la sociedad civil, diversas conflictividades que se tienen que reconstruir a partir de ese reconocimiento del otro, de como empezamos a confiar y como empezamos a generar esos escenarios de dialogo.

El segundo reto es saber  qué tipo de capacidades vamos a dejar a los territorios, a las instituciones locales, sector privado local, líderes comunitarios, organizaciones sociales de base, etc. Saber cómo vamos engranando todo ese nuevo panorama y toda esa nueva capacidad territorial para gestionar por ejemplo los conflictos de manera no violenta para acerca las comunidades al estado para generar procesos de profundización de la democracia y todo esto, por supuesto, con un horizonte hacia la reconciliación.

El tercero, y fundamental, es la corresponsabilidad, como elemento necesario para que todo entendamos que los procesos de transformación social y la reconciliación  son una responsabilidad que todo los actores del territorio tenemos que compartir, no es una relación exclusiva de antagonismos entre víctimas y desmovilizados, no es una responsabilidad exclusiva del estado, no es una responsabilidad exclusiva de las autoridades locales, es la suma de esfuerzos la que realmente va lograr que esos espacios de dialogo se consoliden.

Desde el año 2012 se ha implementado esta iniciativa llamada “Espacios de Concertación y desarrollo de acciones de Reconciliación” en las ciudades de Pereira, Santa Marta, Montería, Villavicencio, Ibagué, Neiva, Barrancabermeja, Pasto, Yopal, Cali, Valledupar y actualmente Tierralta y Barrancabermeja beneficiando a cerca de 23.200 personas, en un proceso que involucra a comunidad de acogida, víctimas del conflicto y PPR.

Cada proyecto ha permitido, no solo generar espacios de encuentro y acercamiento entre las comunidades, las víctimas y las PPR, sino que también ha dejado valiosos aportes en adecuaciones físicas de uso y beneficio colectivo. Mencionamos algunas:

  • Ibagué: Embellecimiento de Espacio Público y el desarrollo de actividades encaminadas a la recuperación ambiental en el Barrio Ambikaima.
  • Montería: Embellecimiento de dos parques, uno en el sector La Represa del barrio Cantaclaro y uno en el barrio Nueva Belén.
  • Pereira: Embellecimiento de las zonas verdes de la margen derecha del Río Consota ubicado en San Fernando Cuba.
  • Santa Marta: Restauración y adecuaciones físicas del salón comunitario del barrio Ondas del Caribe.
  • Villavicencio: Adecuación y mejoramiento de la caseta comunal del Barrio Villa Juliana.
  • Barrancabermeja: Adecuación del salón comunal en el Barrio Villarelis 1.
  • Neiva: Construcción de la caseta comunal del Barrio El Progreso.
  • Pasto: Adecuación de los dos espacios recreativos de los barrios la Palma y la Cruz.
  • Yopal: Realizar embellecimiento de zona verde ubicada en el Barrio Llano Vargas, mediante la construcción un parque infantil, una mini cancha de fútbol y una cubierta para encuentros comunitarios, recreativos y culturales, dirigidas a NNAJ y comunidad en general.
  • Cali: Adecuación, cuidado y embellecimiento del Eco Parque “Los Pisamos”.
  • Valledupar: Adecuación del Colegio Joaquín Ochoa Mestre.
Editorial
Premios
Video Destacado
Con el apoyo de: