Con la cooperación de la organización alemana Adveniat y el apoyo de la Diócesis de Arauca, este proyecto se implementa desde finales del 2019 en los siete municipios del departamento de Arauca (Arauca, Arauquita, Tame, Cravo Norte, Puerto Rondón, Fortul y Saravena), ubicado en la frontera con Venezuela. Su objetivo es fortalecer capacidades para construcción de paz en agentes pastorales, para que estos impulsen ejercicios prácticos de perdón y reconciliación.  

Esta experiencia formativa y vivencial garantiza que los participantes se recuperen de dolores, memorias ingratas y secuelas del conflicto social y político, mientras que fortalecen habilidades para la resolución de conflictos y la identificación de acciones para la transformación de violencias en sus comunidades desde ejercicios prácticos, el liderazgo de procesos en sus territorios y la realización de iniciativas locales de promoción de ejercicios de paz, perdón y reconciliación. 

Lo anterior se traduce en la participación de más de 100 personas en las Escuelas de Perdón y Reconciliación (ESPERE) y su respectiva transferencia metodológica ―que aborda aspectos teóricos y prácticos― y la formulación de una Iniciativa Local de Paz (ILP) que dé respuesta a una necesidad comunitaria específica desde esta pedagogía. 

Pese a la a la cuarentena decretada a causa de la pandemia del Covid-19, el grupo de líderes artesanos y el equipo de profesionales del proyecto optaron por dar continuidad a la realización de las iniciativas locales de paz por medio de la virtualidad, con la incursión en espacios radiales para difundir y promover la cultura ciudadana de perdón y reconciliación. Hasta el momento se han llevado a cabo los siguientes programas:

Perdonar con propósito


Jóvenes protagonistas del perdón


Perdonar y sanar con nuestras familias


Caminos de perdón en familia


Cuidar como semilla de vida


Perdón y reconciliación: una experiencia de bienestar personal


Perdón y reconciliación: luz que ilumina el mundo


Perdón y reconciliación: acciones para la vida


Cravo siembra: cuida la paz y el medio ambiente


Perdón y reconciliación: principio de vida nueva


Las Escuelas de Perdón y Reconciliación, ESPERE, fortalecen la paz en Arauca