En Cali, ya tomamos nuestras manos para reafirmarnos en #PodemosSer

“Señor chofer, señor chofer pare pronto, pare pronto que yo ya llegué” entonaron los y las jóvenes de Cali que entre risas tímidas y agitando los brazos de un lado al otro dieron apertura al proceso de formación en perdón y reconciliación #PodemosSer.

Hasta ahora, participantes de la Pastoral Afro, de la Fundación Gaviotas y del Colegio San Joaquín 2 del corregimiento El Hormiguero se aventuraron a empezar su viaje de formación artística en donde las ESPERE (Escuelas del Perdón y la Reconciliación) son su eje central.  Este proceso que empezó su ciclo el pasado 4 de mayo ha resultado en la participación de más de 70 asistentes que motivados por el proyecto se han comprometido a asistir continuamente a los encuentros.

Esta semana, jóvenes de la Fundación Paz y Bien y de la Escuela Gabriel García Márquez – Sede Balto Puente (en Yumbo) le darán la bienvenida a #PodemosSer, sumando así más de 100 inscritos por Cali.

La música, el canto, las risas y las bromas han sido las constantes en cada encuentro. En la Pastoral Afro la energía proveniente del cununo, la tambora y el guazá han marcado el ritmo de las actividades. Por ello, la música ha sido el vehículo con el cual los participantes logran conectarse, presentarse y celebrar cada reunión.

En el caso de la Fundación Gaviotas, los asistentes reflexionaron sobre el ejercicio de la red con una madeja de lana. Allí, cada participante al recibir la madeja habló de aquello que lo caracterizaba, apartó un hilo para sí y la compartió a otro compañero, conformando entonces diversos puentes de hilos. Al finalizar el ejercicio, los participantes asociaron la red de lana a la unión, la fuerza, las diferentes formas de pensar, la comunicación y las cadenas.

Por otro lado, quienes se apuntaron a #PodemosSer del Colegio San Joaquín 2, en un ejercicio de reconocimiento del otro, intentaron descubrir las cualidades con las que algunos(as) participantes se identificaban. A lo largo de la ronda, la alegría, el compañerismo y la generosidad fueron los atributos con los que más se equipararon los y las asistentes.

Un área de ‘Buzón de mensajes’ hecha de sobres de manila, permanecerá suspendida en cada sede donde #PodemosSer tiene lugar para que cada participante deje a sus compañeros(as) incentivos de dulce, o mensajes de ánimo y agradecimiento. Esta actividad será vigente a lo largo de los encuentros. Así todos los participantes motivados por el compañerismo, el aprendizaje en ESPERE y los enfoques en arte seguirán encontrándose una vez a la semana.

¡Porque en Cali #PodemosSer la fuerza que promueve el perdón y la reconciliación!