FUNDACIÓN PARA LA RECONCILIACIÓN

El ruido más fuerte, es el propio silencio. Así lo comprendí regresando a Colombia de África profunda, cuando muy recién llegado me mandaron a El Caguán, y la experiencia de la silla vacía me llenó de frustración. Las grandes guerras comenzaron siempre entre una o más personas que no lograron conciliar sus diferencias. Podemos afirmar sin duda, en menos de nada, esto infecta una Nación, un Ejército, todo se fractura, así nacieron y seguirán ocurriendo las guerras en el mundo».
Leonel Narváez Gómez


La Fundación para la Reconciliación, en pro de avanzar en la construcción y socialización de una pedagogía del cuidado, el perdón y la reconciliación, cruza la nube, toca a la puerta de su casa en tiempos de estancia interior, para compartir en comunidad virtual esta vibrante experiencia con el padre Leonel Narváez Gómez, dialogar desde la Fundación para la Reconciliación, y cuidarnos con amor.