La revista ‘Time’ insta a que el perdón se vuelva «viral»

En un artículo escrito por Andrew Serazin, presidente de Templeton World Charity Foundation y de Forgiveness Forum, la revista Time hace un llamado a que en estos tiempos en los que las tensiones causadas por la pandemia y la política han tenido un gran impacto en la salud mental el perdón surge como una herramienta poderosa para sobrellevar el día a día.

Es este un llamado al que nos sumamos desde la Fundación para la Reconciliación, razón por la que, a continuación, nos permitimos presentar un fragmento traducido al español. Puedes leer el artículo completo en inglés en el sitio web de Time:

«Ha sido un año duro para la psique humana. Bajo las estadísticas oficiales del coronavirus, acechando como un iceberg, se encuentra un mundo oscuro de dolor. Los informes de aumento de la ansiedad, depresión, violencia doméstica y suicidio apenas están comenzando a surgir. En una encuesta de jóvenes en 13 países, incluidos Bangladesh, Filipinas y Siria, más del 90% de las personas informaron sentir angustia emocional durante el encierro. La pandemia ya ha provocado un aumento en una variedad de trastornos de salud mental, desde el trastorno de estrés postraumático hasta la ansiedad y la depresión. Una encuesta en línea de adultos estadounidenses muestra una ansiedad sustancial sobre la seguridad, los alimentos o la vivienda debido al impacto económico del virus. Más recientemente, las muy polémicas elecciones presidenciales de EE.UU. Solo han amplificado los niveles de estrés y han deteriorado las relaciones.

En este momento hay un gran esfuerzo mundial para crear nuevas herramientas para combatir el Covid-19. Se están preparando más de 200 vacunas candidatas, y en las próximas semanas se desplegarán ampliamente dos vacunas muy prometedoras. Nuevas terapias como los anticuerpos monoclonales limitan la replicación viral y embotan las respuestas inmunes dañinas. Sin embargo, estas intervenciones milagrosas solo tratan los estragos físicos de la pandemia. Sanar nuestras heridas mentales y espirituales requerirá un conjunto de herramientas completamente diferente.

Afortunadamente, todos tenemos acceso a una de las innovaciones más importantes. Es una solución poderosa respaldada tanto por neurociencia de vanguardia como por la sabiduría ancestral. Conduce a una mayor cooperación, alivia los conflictos, aumenta la felicidad personal, reduce la ansiedad y es completamente gratuito. Se llama perdón.

Los psicólogos definen el perdón como una reducción de los pensamientos y sentimientos vengativos que se acompaña de un aumento de los pensamientos y sentimientos positivos hacia una persona ofensiva. Pienso en ello como una especie de alquimia psicológica, que convierte la basura emocional en oro.

El perdón puede ser especialmente poderoso durante los períodos de ansiedad colectiva y aumento del estrés personal, como los que sentimos en este momento. ¿Cómo debemos tratar a un vecino que puede exponer a nuestra familia al coronavirus porque se niega a usar una máscarilla? ¿Podemos perdonar a un familiar que votó por un partido político diferente? ¿Cómo tratamos a los administradores escolares que deben tomar decisiones desafiantes sobre la reapertura de escuelas? ¿Qué pasa con otros padres de la PTA (Asociación de padres y maestros) que no están de acuerdo? El perdón es útil solo para este tipo de situaciones, cuando las fuerzas inevitables de un mundo caótico y peligroso amenazan con destrozar a la sociedad.

La buena noticia es que en los últimos 20 años, el estudio científico del perdón se ha disparado.

Existe bastante evidencia de que las personas con una mayor propensión a perdonar tienden a tener mejor salud. Como cualquier rasgo humano, el perdón varía según la población. Pero los investigadores pueden evaluar la disposición básica de un individuo hacia el perdón y luego correlacionar esto con una variedad de resultados. En un estudio, las personas que tenían más probabilidades de perdonar tenían menos probabilidades de beber y fumar en exceso. Asimismo, la disposición al perdón se ha asociado con reducciones de ansiedad, depresión y otros trastornos psiquiátricos. Aún más sorprendente, las personas que perdonan tienen una respuesta cardiovascular más saludable al estrés. Un estudio de 85 pacientes hospitalizados con enfermedad de las arterias coronarias encontró que aquellos que informaron ser más indulgentes tenían niveles significativamente más bajos de colesterol que obstruía las arterias. Según un destacado investigador, los efectos cardioprotectores del perdón pueden ser tan grandes como los de los beta-bloqueantes, un medicamento común para reducir la presión arterial…»

Continúa en el sitio oficial de Time.