Nuestro Presidente Leonel Narváez, de gira en México

La Fundación para la Reconciliación se ha especializado en el estudio del Perdón y la Reconciliación como elementos clave en la construcción de convivencia y paz en el mundo, llegando hoy, con su metodología Escuelas de Perdón y Reconciliación (ESPERE) a 18 países del mundo.

El trabajo de la Fundación en estos quince años ha permitido el desarrollo de modelos exitosos como los Centros de Reconciliación, que operan en Colombia; o la Pedagogía del Cuidado y la Reconciliación que se desarrolla en cinco países de América, el trabajo en la promoción de Perdón y Reconciliación ha permitido configurar nuevas categorías de estudio como el Cuidado y la Justicia Restaurativa.

México hace parte de los países que han recibido la propuesta de Perdón y Reconciliación de la Fundación para la Reconciliación, consolidando una amplia red de voluntarios convencidos del poder transformador de las metodologías creadas por la Fundación.  Durante el mes de agosto, el Presidente y creador de la Fundación para la Reconciliación, Leonel Narváez, realiza una gira de conferencias y encuentros estratégicos en el Estado de México, para continuar fortaleciendo el trabajo en el país Azteca.

La gira de Narváez inició el día 25 de agosto del 2016 con una conferencia magistral en la Universidad Autónoma de Nuevo León, titulada “Perdón y Reconciliación: El secreto para la convivencia y la paz” en la que destacó que el Perdón y la Reconciliación tienen como propósito la construcción de una vida sofisticada (espiritualmente) y colectividad positiva en busca de una sociedad en armonía.

La conferencia contó con la participación adicional de Lucia Valdemar, Coordinadora de las Escuelas de Perdón y Reconciliación en México; Lourdes García y Ramón Juárez, panel que enfatizó en la importancia del Perdón en la condición humana.

El programa ES.PE.RE. México (Escuelas de Perdón y Reconciliación en México) reconoció y felicitó a Leonel Narváez por compartir su mensaje de paz y recordar las fortalezas de perdonar y reconocer la diferencia del otro.